Farage

Se está acercando la fecha del referéndum británico sobre la pertenencia en la Unión Europea y las campañas de uno y otro lado de la decisión han entrado en un frenético toma-y-daca de argumentos sobre los efectos económicos de dejar la Unión.

Como puede imaginarse, los partidarios de la salida presentan un futuro rosa de libertad económica y progreso, libres de del lastre que la UE y sus instituciones burocratizadas y presas de grupos de interés suponen para implementar una política efectiva que nos saque de la crisis.

[Seguir leyendo aquí]